3 consejos en una entrevista de trabajo

Bajo ningún concepto, en una entrevista de trabajo, hablas mal de tus anteriores empresas y mucho menos de tus anteriores jefes. Es posible que incluso te intenten provocar para que caigas en la trampa de querer hablar más de la cuenta, pero nunca hables mal. Ni con insinuaciones. Sé sincero, pero es preferible que ante este tema digas que no consideras oportuno hablar de tiempo pasados sin estar todas las partes para dar su propia opinión.

En cualquier entrevista de trabajo se quiere saber por qué no tienes trabajo, los motivos de los abandonos anteriores, de qué forma puedes explicar los espacios vacíos en tu carrera laboral o los motivos que te llevaron a cambia de profesión. Tienes que ir preparado ante estos temas, pues es casi seguro que te caerán en la entrevista. Y no siempre es fácil explicarlo, y a veces mucho menos fácil mentir sin que se note. Nunca mientas, pues eso llevaría a que se perdiera la confianza en tus respuestas y ya nada valdría.

Nunca intentes justificar los errores o la despidos anteriores como asuntos culpa de tus compañeros de trabajo. Es imprescindible que demuestres capacidad de trabajar en equipo, y sobre todo que eres capaz de liderar soluciones ante problemas con personas. Nunca puedes quedar como un derrotado ante otros compañeros, pues nadie quiere contratar a perdedores.