Si te implicas, lo normal es crearte enemigos

Todos somos los malos en el interior de alguna persona, en la historia vital de alguien. No lo podemos evitar e incluso es bueno no evitarlo. Es imposible ser una buena persona para todos.

Si lo crees así, estás equivocado…, o eres una persona gris que nunca se ha tenido que enfrentar con sus realidades para tomar partido.

En la vida muchas veces hay que tomar decisiones que no pueden gustar a todos. Tenemos que tomar caminos, posturas, direcciones que no agradan a otros. Nuestros intereses o los intereses de los que creemos representar son diferentes a los de otros.

Si te implicas, lo normal es crearte enemigos.

Entre el "debo" y el "quiero" es fácil la elección

Las personas mayores somos unos pesados, incluso "muy" pesados, pero a veces la experiencia nos enseña desde la calma y la tranquilidad, desde la reflexión, a pensar de otra manera. Esta viñeta de René nos muestra uno de esos consejos básicos que nunca tenemos en cuenta.

Si tienes duda entre lo que debes hacer y lo que quieres hacer, sin duda elige los "Quiero" antes de los "Debo". El motivo es muy simple. Para lograr el éxito en cualquier acción hay que estar convencido de que quieres hacer aquello, de que te apetece, te gusta, lo deseas hacer con toda la fuerza del mundo.

Ir al "debo" hacer queda muy bien como obediencia, pero no se logra ni la satisfacción ni sobre todo la calidad que exige el trabajo. La motivación viene sola desde el "quiero" y casi nunca desde el "debo".